Resolución de pantalla de Windows 10 atascada solo en 1024 × 768 (problema)

Intentaba cambiar la resolución de pantalla de Windows 10 solo para descubrir que 1024 × 768 es la única opción que puede seleccionar en la configuración de pantalla. Aquí se explica cómo solucionar el problema de resolución de pantalla de Windows 10 atascado en 1024 × 768.

Esto puede suceder en algunas situaciones. Puede ocurrir después de un arranque aleatorio de Windows 10, o después de intentar cambiar a una resolución de pantalla más grande que su resolución habitual, como 3840 × 2160, 2560 × 1440 o 1920 × 1080, que generalmente sigue una pantalla en negro. Luego, la resolución de Windows 10 cambió automáticamente a 1024 × 768 y todas las demás opciones desaparecieron. Si eso es lo que te sucede, prueba las siguientes soluciones.

Resolución de Windows 10 atascada solo en 1024 × 768

Actualizar controlador de gráficos

Si tanto el monitor como la tarjeta gráfica admiten una resolución de pantalla superior a 1024 × 768, la causa más probable del problema son los controladores gráficos dañados, faltantes o instalados incorrectamente. Intente actualizar o reinstalar sus controladores gráficos y ver si soluciona el problema.

Puede actualizar su controlador de GPU descargándolo manualmente de Nvidia.com para la tarjeta gráfica Nvidia o AMD.com para la tarjeta de video ATI, o actualizándolo a través del Administrador de dispositivos en Windows 10. Siga los pasos a continuación para hacerlo.

  1. Ir al menú de inicio o Cortana.
  2. Busque y abra el Administrador de dispositivos .
  3. En el Administrador de dispositivos, expanda la categoría Adaptadores de pantalla .
  4. Haga clic derecho en su unidad de procesamiento gráfico principal, luego seleccione Actualizar controlador .
  5. En la siguiente ventana, seleccione Buscar automáticamente el software del controlador actualizado para permitir que Windows 10 busque automáticamente el controlador más reciente e instálelo en su PC.

Su GPU puede aparecer como un dispositivo desconocido con un signo de exclamación amarillo en la categoría de adaptadores de pantalla en el Administrador de dispositivos. Es normal cuando Windows no pudo detectar correctamente su GPU. Simplemente haga clic derecho y seleccione Actualizar controlador para permitir que Windows instale el controlador por usted.

Si está utilizando una computadora portátil con Windows 10 de Dell, HP, Lenovo, Asus, Acer o Toshiba, y Windows no pudo encontrar el controlador adecuado para su GPU, pruebe Nvidia.com o Amd.com. Si incluso estos sitios no tienen el controlador para su tarjeta de la serie M, tendrá que ir al sitio web del fabricante de su computadora portátil y descargar el controlador gráfico para el modelo de su computadora portátil desde allí.

Después de actualizar su controlador gráfico, intente regresar a la configuración de la pantalla y ver si la resolución de Windows 10 atascada en 1024 × 768 solo se resuelve.

Problema relacionado: Cómo cambiar la frecuencia de actualización de pantalla del monitor en Windows 10 .

Desinstale y vuelva a instalar el controlador de gráficos

Alternativamente, puede intentar desinstalar su controlador de GPU haciendo clic derecho y luego seleccionar Desinstalar controlador en el Administrador de dispositivos. Luego, reinicie su computadora, luego reinstale el controlador siguiendo el método anterior o descargándolo manualmente del sitio web del fabricante de su GPU.

En la mayoría de los casos, Windows actualizará e instalará automáticamente el controlador adecuado para su GPU cuando detecte que falta el controlador de GPU. Por lo tanto, si intenta desinstalar el controlador problemático, Windows debería instalarlo automáticamente durante su próximo reinicio.

Intente cambiar la resolución a través de otro software

Si tiene una tarjeta gráfica Nvidia, intente cambiar la resolución de pantalla de Windows 10 a través del Panel de control de Nvidia y vea si funciona. Para usuarios de tarjetas de video ATI, use el software AMD Catalyst.

En Windows 10, vaya al menú de inicio y busque el Panel de control de Nvidia . En la ventana del Panel de control de Nvidia, expanda Pantalla y luego seleccione Cambiar resolución . Desde allí, puede intentar cambiar la resolución de pantalla para su PC con Windows 10.

El cable que está utilizando no es compatible con 4k / 2k

Otra razón importante para que la resolución de pantalla de Windows 10 solo tenga la opción 1024 × 768 es que el cable que está utilizando para conectar su monitor con su GPU no admite las resoluciones que desea, como 2k (2560 × 1440) o 4k (3840 × 2160).

Por ejemplo, necesitará DisplayPort 1.2 o HDMI 2.0 para 4K 60Hz. Su monitor y GPU también deberán admitir ese puerto y su versión para que funcione. Algunas pantallas de monitor solo pueden manejar la resolución máxima a través de ciertos puertos. Tendrás que comprobar eso.

Verifique la conexión del monitor a la GPU

Compruebe si ha conectado correctamente su monitor a su GPU, pero no el adaptador de video incorporado en su placa base. Esto puede suceder si tiene una placa base bastante antigua.

Sin embargo, incluso los gráficos integrados de todas las placas base recientes admitirían una resolución mucho mayor que 1024 × 768. Por lo tanto, es muy poco probable que la resolución de Windows 10 atascada en 1024 × 768 solo sea causada por la conexión del monitor a la GPU.

Tarjeta gráfica, cable o monitor defectuoso

Si todo lo demás falla, puede deberse a un problema de hardware. En este caso, podría ser que su GPU, monitor o el cable utilizado para conectarlos esté comenzando a fallar, causando que la resolución de Windows 10 se atasque en el único problema de 1024 × 768.

 

Deja un comentario